Zuatzu Magazine

‘Babyboom’ de gemelos en Gipuzkoa

Infórmate sin compromiso

He leído y acepto el aviso legal.

El número de partos gemelares aumenta sustancialmente desde hace doce años y actualmente representa un 3,5% del total de alumbramientos en Gipuzkoa. El ginecólogo Javier Rodríguez y el pediatra Mitxi Cortajarena, testigos directos del cambio, explican las causas y consecuencias de la explosión de mellizos en el siglo XXI.

Los mellizos ya no son ejemplares exóticos en las aulas, sino una forma de consanguinidad habitual que no ha parado de crecer en los últimos diez años, a pesar de las bajas tasas de natalidad.

“Los partos disminuyen, pero el número de embarazos gemelares se mantiene gracias a las técnicas de reproducción asistida. De los 6.200 partos anuales que hay en Gipuzkoa, doscientos son gemelares, lo que supone un 3,5% del total de alumbramientos”, explica Mitxi Cortajarena, pediatra de la Clínica Zuatzu y jefe de la unidad de Neonatos en el Hospital de Donostia, donde el 20% de niños ingresados por prematuridad han nacido de un parto múltiple. El embarazo doble es la forma más habitual de gestación múltiple. Comúnmente conocido como embarazo gemelar, este puede ser de dos tipos: mellizos, por un lado, con dos embriones creados a partir de dos óvulos fecundados por dos espermatozoides o los gemelos idénticos: un embrión creado a partir de un óvulo fecundado por un solo espermatozoide que en las primeras semanas del embarazo se divide creando dos embriones exactamente iguales.

También hay ocasiones en que se da un embarazo múltiple de trillizos, pero es poco frecuente. “En 2015 hubo tres partos de trillizos, dos en 2016 y uno en 2017”, apunta Cortajarena.

La incidencia de las técnicas de reproducción asistida en el aumento de embarazos múltiples es clara teniendo en cuenta que un 34% de los embarazos gemelares son espontáneos y un 55% son consecuencia de las técnicas de reproducción asistida (del 11% restante no se conocen datos).

Sin embargo, “los embarazos múltiples logrados a partir de las técnicas de reproducción asistida no generan gemelos idénticos, sino mellizos. En España, el número máximo de embriones que podemos transferir a la mujer son tres, pero nunca recomendamos más de dos.  Dos embriones, aunque hablemos de embarazo de riesgo, es perfectamente asumible por una mujer”, explica Javier Rodriguez, obstreta de la Clínica Zuatzu.

En cuanto a los embarazos múltiples espontáneos, aquellas personas con antecedentes familiares de mellizos o gemelos tienen más probabilidades de que les toque, “pero es la fortuna la que finalmente decide” apunta Mitxi.   

Riesgo de parto prematuro

Ambos profesionales coinciden en que la prematuridad de los bebés es el mayor riesgo que corren los embarazos múltiples. “Los partos prematuros, es decir, partos de antes de las 36 semanas, aumentan entre un 22 y un 39% en los embarazos múltiples, pero dentro de los prematuros hay grados. El límite por debajo está en 24 semanas pero siempre hay que individualizar. La supervivencia por encima de la semana 27 es muy alta, de un 95% aproximadamente; entre la semana 26 y 28, un 80% de prematuros salen adelante y con 25 semanas, un 50%. La zona gris está entre la semana 23 y la 25”, explica Cortajarena.

El peso límite de los bebés prematuros suele andar entre 400-500 gramos, pero este dato para los pediatras es secundario. “Lo importante es la maduración de los órganos del neonato. Muchos de ellos aún no han desarrollado y en un bebé de 24, 26 o 28 semanas todo es inmaduro: su riñón,los pulmones, el cerebro, el aparato digestivo… Todas las piezas del puzzle están pero les falta madurar para poder encajar. Por suerte, el panorama ha cambiado muchísimo en los últimos diez años y los índices de mortalidad y morbilidad son muy bajos”.

Las mujeres embarazadas de dos fetos también corren más riesgo de sufrir alguna patología inherente al embarazo “como un crecimiento intrauterino retardado, preclamsia, anemia o una Pielonefritis -infección de los riñones-”, explica Rodríguez.

El ginecólogo también apunta que no es lo mismo el riesgo de un embarazo de mellizos o de gemelos, este último, más complicado que el primero .

“Dentro de los embarazos múltiples mono-cigóticos, con dos embriones idénticos, entre un 1% y un 4% son monocoriales-monoamnióticos, es decir, comparten placenta y saco amniótico, lo cual puede provocar un síndrome de transfusión feto-fetal; esto es, el feto llamado ‘receptor’ chupa más líquido amniótico y como consecuencia el otro feto ‘donante’ deja de crecer y si no se detecta a tiempo puede haber una muerte intrauterina”.

Otro riesgo asociado a los embarazos múltiples “es el patrón de mujer añosa, estresada y primí-para (que da a luz por primera vez) que se repite en muchas féminas sometidas a técnicas de reproducción asistida” arguye Cortajarena. La mujer que queda doblemente embarazada no tiene que cuidarse de manera especial. “La ingesta calórica tiene que ser igual, no tiene que comer por dos -aclara Javier- pero a partir de la semana 28 sí va a empezar a sentirse mucho más cansada. Comenzará antes a tener problemas para dormir, pedirá antes la baja laboral…   Las mujeres lo acusan antes”.

Seguimiento pediátrico

“Todos los bebés prematuros menores de 32 semanas y 1.500 gramos,  vengan o no de embarazos múltiples, son controlados hospitalariamente durante dos años. Sin embargo, el seguimiento de los gemelos y mellizos que no han sido prematuros es exactamente igual que el del resto de niños”, explica el pediatra Mitxi Cortajarena.