Urgencias
Clínica Zuatzuwww.clinicazuatzu.com

PREGUNTAS FRECUENTES EN EL EMBARAZO

¿Puedo beber alcohol durante el embarazo?

Durante el embarazo debes evitar las bebidas alcohólicas y el consumo de otras drogas, ya que son perjudiciales para ti y especialmente para tu hijo. Las complicaciones que causan pueden variar desde la disminución del crecimiento hasta el desprendimiento de la placenta.

Resulta igualmente nocivo el consumo de tabaco, por lo que si eres fumadora deberás intentar dejar de fumar. El tabaco, entre otras complicaciones, se ha asociado al menor flujo placentario, mayor índice de rotura de bolsa o el poco crecimiento de tu hijo. Si no puedes dejar definitivamente el cigarrillo, al menos fuma lo menos posible.

¿Es perjudicial tomar medicamentos durante el embarazo?

Hay que evitar tomar cualquier tipo de medicamento, salvo que haya sido prescripto específicamente por tu médico. En el caso de que tu obstetra te lo indique, toma la medicación indicada sin temores, ya que él sabe que puedes recibir durante tu embarazo. Hay que recalcar que hoy por hoy son más los que puedes tomar que los que están prohibidos recibir. El período crítico en el que deberías restringir su uso al mínimo son las primeras 12 semanas.

¿Puedo exponerme a los Rayos X?

La exposición a rayos X puede ser peligrosa para tu hijo, por lo que se realizarán solamente las radiografías estrictamente necesarias o autorizadas por tu médico. Sin embargo con una protección abdominal de plomo puedes hacerte placas de tórax o de otra parte de tu cuerpo sin ningún riesgo. Desde ya, las placas que te toma el dentista no son para nada perjudiciales en el embarazo.

¿Debo ir al dentista durante el embarazo?

Es aconsejable que te limpies los dientes después de cada comida. De hecho, durante el embarazo te aconsejamos una visita a tu odontólogo en el primer trimestre para realizar una limpieza y revisión bucal. Esto evitará infecciones (gingivitis) y complicaciones futuras en tú embarazo. Decían las abuelas que cada embarazo cuesta un diente y es verdad si no se cuidan.

Preguntas frecuentes

¿Cómo es aconsejable vestirme si pudiera elegir?

Utiliza vestidos cómodos y holgados, tratando de evitar la ropa interior sintética, priorizando las de algodón. El calzado debe ser confortable, no excesivamente planos como los de tacón muy alto. Si te causan compresión local de la pierna, los calcetines pueden favorecer el desarrollo de várices. Lo mejor es que sean medias elásticas de compresión media, por encima de la rodilla.

¿Puedo usar faja?

La faja, salvo que tu obstetra te lo indique, no es aconsejable en absoluto ni durante el embarazo ni en la cuarentena. De hecho, su uso debilita los músculos de la pared abdominal por falta de contracción de los mismos.

¿Hasta cuándo puedo trabajar?

Durante el embarazo puedes desarrollar tu trabajo habitual hasta el octavo mes de gestación siempre que no te cause una fatiga física o psíquica excesiva. No te olvides que los dolores lumbares son habituales a medida que tu tripa crece. A partir de ése momento debes reducir la actividad física y te recomendamos el descanso laboral durante las últimas semanas de gestación. No es aconsejable que en tu trabajo manejes productos tóxicos o, como es obvio, te expongas a las radiaciones.

¿Puedo hacer deporte durante el embarazo? ¿Cuál es el más aconsejable?

Durante el embarazo la mujer sana tiene una tolerancia menor al esfuerzo físico. Te recomendamos un ejercicio moderado, pero es muy importante resaltar que si ya venías realizando una actividad física, no existirá complicación alguna en continuar con la misma, a menor ritmo. No es un buen momento para comenzar a hacer gimnasia.

Te recomendamos los paseos, la natación, bicicleta o los ejercicios aprendidos durante la educación maternal o yoga. También es bueno el pilates para embarazadas. No es recomendable la práctica de deportes de alto impacto, violentos, de competición o que causen fatiga física.

¿Puedo usar tinturas para el pelo?

Puedes teñirte el pelo durante el embarazo siempre que uses tinturas de buena calidad. Ningún tinte debe tener amoníaco, lo que antes era asociado a complicaciones para tú bebé. Hoy en día ya no se fabrican las tinturas con esa sustancia, así que puedes teñirte con libertad.

¿Puedo viajar durante el embarazo?

Los viajes, en general, no están contraindicados. No es aconsejable que viajes a lugares con escasos servicios sanitarios, ya que ante una urgencia estarías desamparada.

Para viajes cortos es preferible el auto, pero para los largos a fin de no cansarte y disfrutar del viaje es aconsejable el avión o el tren. En ellos, caminar durante el trayecto disminuirá el riesgo de trombosis. En cualquiera de los casos te recomendamos consultar primeramente con tu obstetra.

Hacia el final de la gestación debes evitar los viajes largos, ya que podrías comenzar con contracciones en cualquier momento. Los viajes en avión tampoco están contraindicados hasta las 34 semanas, pero es aconsejable que en éste tercer trimestre, por si te pones de parto, estés cerca de tus médicos. Muchas compañías aéreas te harán firmar un consentimiento de que te haces cargo de los riesgos de subirte a un avión, principalmente si te encuentras en el último trimestre.

¿Está desaconsejado tener relaciones sexuales con mi pareja en el embarazo?

Si tu embarazo no tuvo ninguna complicación y se desarrolla normalmente no es necesario que modifiques tus hábitos sexuales, en tanto y en cuanto no resulten molestos para ti o tu pareja. Cuando el útero comienza a crecer, el coito, en la postura clásica puede resultar más que incómodo y quizá requerirá variar la posición por otra más cómoda, generalmente posiciones laterales.

Evita tener relaciones sexuales cuando haya hemorragia genital hasta que ésta ceda. Debes proceder de igual manera si hay contracciones por una amenaza de parto pretérmino o rotura de la bolsa de las aguas.

¿En qué momento debo acudir o llamar cuando esté de término?

Deberías llamarnos si se presenta alguna de las siguientes situaciones:

  • Rompes la bolsa.
  • Presentas contracciones que te molesten más que una regla, con un ritmo regular de 2 a 3 contracciones en 10 minutos y por lo menos 20 segundos de duración durante al menos 2 horas.
  • Presentas sangrado vaginal igual o superior al de una regla.
  • Has dejado de notar que el bebé se mueve o éstos movimientos han ido disminuyendo en intensidad o en frecuencia.
¿Cuándo un trabajo de parto normal se va de lo "normal"?

Pese a que el cuerpo de la mujer y el del bebé están perfectamente preparados para el proceso del parto, en ocasiones hay situaciones que lo complican y frente a las cuales el equipo médico debe actuar. Existen momentos en los cuales la cesárea no puede realizarse, porque el bebé ya está muy abajo y se deberá recurrir a instrumentos que permitan extraer al niño por vía vaginal.

Parto con instrumental: en casos puntuales, como un período expulsivo prolongado el ginecólogo debe intervenir. Optará por el instrumental más adecuado para ayudar a que el bebé nazca sano y sin complicaciones. Estos instrumentos son las ventosas, espátulas o fórceps.

Cuando el bebé está más arriba y no puede nacer por vía vaginal, o existe algo que apura a que el bebé salga se recurre a la cesárea. Para comenzarla se usa una dosis de anestesia mayor a la de la epidural. El dolor será controlado, por lo cual no deberás tener ningún temor al respecto, ya que se tratará en todo momento. Las indicaciones de ésta intervención son múltiples, pero debe existir una indicación médica precisa para practicarla, ya que no debemos olvidar que estamos hablando de una intervención quirúrgica. A veces se indica antes del parto (feto en posición de nalgas, insuficiencia placentaria, cesáreas previas, etc.). Otras se indican intraparto, ya sea por un parto detenido, falta de progresión y descenso o por sufrimiento agudo del bebé.

En todos éstos casos, siempre se prioriza el bienestar tanto materno como fetal.

¿Cómo debo cuidarme la episiotomía o el desgarro, si las hubiera tenido?

El material empleado para la sutura es reabsorbible y desaparece aproximadamente a la semana de la intervención, disminuyendo entonces las molestias. Por lo tanto, los puntos se resuelven solos y no es necesario quitarlos. Es importante mantener la zona limpia lavando la herida dos veces al día con agua y jabón neutro (sin ningún tipo de perfumes). Sin raspar y sólo presionando con una toalla, secar la herida perfectamente (puede utilizar un secador de pelo). Cambia la compresa con frecuencia para evitar que los puntos se maceren y así prevenir la aparición de infecciones. No uses tampones en ése período.

cerrar 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aqui.